Saltar al contenido
Calcular

Calcular Sueldo o Salario Neto

Conocer el sueldo neto es útil cuando se quiere conocer a ciencia cierta si se están cumpliendo los términos firmados en un contrato, o si este va en consonancia con el convenio general, que regula la actividad, o con el específico de la empresa, si has llegado hasta aquí estarás interesad@ en calcular salario neto a partir de brutoTodos los trabajadores deben conocer cuáles son sus ingresos por el trabajo que realizan. Ya sean trabajadores por cuenta ajena, autónomos, funcionarios o cualquier otra modalidad de trabajador, poder descifrar la nómina es necesario para estar al tanto de su economía.

Con la ayuda de nuestra herramienta calculadora online, de acceso gratuito, se puede conocer cuál es el salario neto sabiendo el dato del salario bruto, las retenciones a pagar, el sueldo neto mensual, etc. El cálculo no siempre resultará sencillo a quienes no posean información, por lo que una calculadora online y gratuita como esta puede ser muy útil.

Calculadora de sueldo y salario NETO


(?)


Sueldo y Salario NETO

Qué es el sueldo neto

El sueldo o salario neto es la cantidad económica que recibe un trabajador. La cantidad se obtiene al restar del salario bruto las aportaciones del trabajador a la Seguridad Social y la retención del IRPF aplicable.

El salario neto es la cantidad de dinero de la que dispone un trabajador tras recibir su nómina y la que puede utilizar para cubrir todos sus gastos.

En qué se diferencia del bruto

El salario o sueldo neto siempre es una cantidad de dinero inferior al salario bruto, ya que este último es la suma de todos los importes que recibe un trabajador en su nómina. El salario bruto está conformado por el salario base, complementos salariales en caso de que existan, las cotizaciones a la Seguridad Social y las retenciones por IRPF.

El sueldo o salario neto es el resultado de restar al salario bruto todas esas cantidades descontadas que se destinan a conceptos como: las contingencias comunes para pagar las bajas o las prestaciones en caso de accidente o enfermedad; las contingencias profesionales para cubirir bajas por accidentes laborales o enfermedad profesional; y cantidades para pagar el desempleo y la formación.

En una nómina se pueden consultar los dos conceptos, el de salario bruto y salario neto. El salario bruto lo conforman todos los devengos, esto es, las cantidades expresadas en unidad monetaria que recibe el trabajador. En los devengos se refleja el salario base, los complementos salariales, las horas extra, las gratificaciones extraordinarias y las percepciones no salariales.

En el caso de los autónomos, a la hora de calcular el sueldo neto, la mecánica a seguir es la misma que para los trabajadores por cuenta ajena. El salario neto es el montante de dinero que le queda tras haber excluido los impuestos y las cotizaciones a la Seguridad Social. Los impuestos que paga un autónomo son el IVA y el IRPF, a lo que hay que sumar la cuota de autónomos, el porcentaje que se calcula sobre la base de cotización a la Seguridad Social que los autónomos estiman que van a tener.

Cada año el gobierno establece unas bases de cotización mínima y máxima que vienen fijadas en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). En 2018 y a falta de presupuestos, la base mínima de cotización es de 919,80 euros y la máxima es de 3.571,20 euros.

Cuáles son los factores a tener en cuenta en el salario.

Es muy habitual que cuando una persona recibe una oferta de trabajo se ilusione o tenga ciertas esperanzas al conocer el salario bruto, pero ha de considerar que esa no será la cantidad que finalmente reciba en su nómina.

El salario bruto incluye la cantidad total que una empresa paga a sus trabajadores. A esta cantidad hay que restarle el montaje total correspondiente al IRPF y la cuota de la Seguridad Social.

El IRPF es un dinero que la Agencia Tributaria guarda en previsión de lo que después se debe pagar a Hacienda. Si tras hacer la declaración de la renta, el resultado es positivo, la cuantía del IRPF acumulado en el total de nóminas no habrá sido suficiente para cubrir las obligaciones con Hacienda.

Si la declaración de la renta es negativa, esto supone que las retenciones en la nómina del trabajador han cubierto las obligaciones con Hacienda y la Agencia Tributaria devuelve ese dinero cobrado de más.

La retención del IRPF varía en función de los ingresos del trabajador y de su situación familiar. Por norma general, cuanto más alto sea el salario, mator será el porcentaje destinado a Hacienda, es decir, la retención del IRPF.

Las cuotas a la Seguridad Social dependen de la situación del trabajador, que puede tener contrato fijo o contrato temporal. Estas aportaciones se dividen entre el empleado y la empresa y el primero solo debe pagar un porcentaje del mismo establecido anualmente en los Presupuestos Generales del Estado.

La periodicidad del salario

En España habitualmente se paga el salario a los trabajadores con periodicidad mensual. Sin embargo, esto no evita que en muchas ocasiones se escuchen ofertas de trabajo en las que se ofrece a los candidatos un sueldo bruto o neto anual, mensual o semanal.

El pasado 29 de diciembre de 2017, el Consejo de Ministros aprobó una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la cuantía mínima que debe percibir un trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo u edad de los trabajadores, ya sean indefinidos, eventuales o temporeros.

Con esta subida del SMI, el salario mínimo diario se fija en 24,53 €, el salario mínimo mensual es de 735,9 € y el salario mínimo anual alcanza los 10.302,60 € en 14 pagas. Todo esto para jornadas completas, que son 40 horas semanales durante 5 días a la semana.

Haciendo los cálculos, el salario mínimo en España por hora se sitúa entre los 4 y los 5 euros por hora.

Calcular el sueldo neto a partir del sueldo bruto

Con herramientas como las calculadoras salariales se puede calcular el sueldo neto y el tipo de retención, atendiendo a aspectos como la situación laboral y familiar y el IRPF vigente.

Una calculadora de sueldo puede ser especialmente útil en casos de cambio de trabajo o en el momento de negociar un nuevo salario. El sueldo neto mensual depende fundamentalmente del salario bruto a recibir, pero también va a estar condicionado por la existencia de pagas extra, las rentas familiares, la edad, el número de hijos, las personas dependientes al cargo, etc.

Calcular sueldo neto en 2017

La razón por la que se especifica un año es que en cada ejercicio suele haber cambios fiscales que afectan al trabajador o autónomo. A la hora de calcular el sueldo neto hay que tener en cuenta, además del salario neto, el tipo de retención por situación laboral y familiar, así como el IRPF (el impuesto sobre las personas físicas). Son muchos datos los que hay que considerar.

Datos generales y situación laboral, ¿cómo calculo mi sueldo?

Los datos de sueldo o salario neto vienen delimitados por una serie de factores como contribuyente que citamos a continuación y que debes tener en cuenta a la hora de saber el neto de un sueldo.

-El sueldo bruto anual.

-La situación familiar: soltero, viudo, divorciado o separado con hijos a cargo: casado y cuyo cónyuge no percibe más de 1.500 euros año año; u otros, donde entran solteros sin hijos o casados con y sin hijos y un cónyuge que sí supera los 1.500 euros anuales en rentas.

-El tipo de contrato laboral: general o con una duración inferior a doce meses.

Categoría profesional: ingenieros y licenciados, ingenieros técnicos, peritos y ayudantes titulados, jefes administrativos y de taller, ayudantes no titulados, oficiales administrativos, subalternos, auxiliares administrativos, oficiales de primera y segunda, oficiales de tercera y especialistas, peones y trabajadores menores de 18 años.

Número de pagas: 12 ó 14.

Edad.

Movilidad geográfica. Si el puesto conlleva traslados, también se debe considerar este factor a la hora de calcular el sueldo neto.

Datos de la familia

En este apartado se considera el número de hijos menores de 25 años, los que tengan menos de 3 años, si se tienen en exclusiva, si hay en la familia mayores de 65 años y menores de 75 años a cargo del contribuyente, si estos tienen más de 75 años, si hay menores de 65 pero tienen alguna discapacidad o si se aplican los mínimos por ascendiente.

También sería relevante, a la hora de calcular el sueldo neto, el grado de discapacidad del trabajador entre el 33% y el 65%, o bien si es igual o superior al 65%, o se tiene movilidad reducida.

Datos relativos a personas a cargo

Además de considerar si se tienen hijos o personas mayores a cargo, se tiene en cuenta si, además, tienen alguna discapacidad. Así, se debe indicar si hay descendientes o ascendientes con alguna entre el 33% y el 65%, o si es igual o superior al 65%.

Con todo, un auxiliar administrativo de 30 años, soltero y sin hijos, que recibe 12 pagas, tiene un tipo de contrato laboral general y no ha tenido que desplazarse, y que tiene un sueldo bruto anual de 13.200 euros, tendría retenciones de IRPF por valor de 455,4 euros, más 838,2 euros de cuotas a la Seguridad Social y un tipo de retención sobre la nómina del 3,45%. En resumidas cuentas, el sueldo neto anual se le quedará en 11.906,4 euros.

Ejemplo de sueldo NETO

Que se suela cobrar la nómina a final de mes, y no cuando termina la semana, como es costumbre en otros países, hace que resulte más interesante conocer el salario neto mensual. También suelen hacerlo las calculadoras online gratuitas como la que hemos propuesto para ayudarte a calcular el salario neto a partir del bruto.

¿Cuál es la diferencia entre bruto y neto?. En el ejemplo anterior, el sueldo bruto sería de 1.100 euros, pero atendiendo al tipo de retención, las cuotas de la Seguridad Social y el IRPF, se quedaría en 992,2 euros.

Tales datos, en todo caso, deberían venir bien especificados en la nómina, la que, a su vez, tiene que cumplir con lo acordado en contrato. Pero, para poder interpretarla con éxito, hay que entender los conceptos salariales y cómo funcionan las revisiones.

Interpretar la nómina

Una de las claves es el salario base, al que luego se le sumarán conceptos y aplicarán devengos. Así, un incremento importante, también especificado en la nómina, es el de la antigüedad, que también se calcula considerando el salario base. Las revisiones suelen hacerse en trienios o quinquenios, por ejemplo, por lo que conviene no perder de vista cuándo se cumplen estos. En caso de dudas, habría que consultar el contrato o la vida laboral, porque no es obligatorio que la nómina recoja el inicio de la actividad.

Las empresas, en todo caso, establecen sus propios criterios a la hora de sumar o restar, dependiendo de a qué le den prioridad. Por ejemplo, el salario podría ser revisado año a año en atención al Índice de Precios al Consumo (IPC).

Se puede dar también la circunstancia de tener pagos en especie, es decir, obtener una retribución diferente al dinero. Hoy día, deben figurar en la nómina y estar sujetos a cotizaciones a la Seguridad Social, aunque no cuenten para el IRPF, pero no pueden superar el 30% del total. Y es que el total del dinero que se reciba, sin contar la “especie”, no debe estar por debajo del salario mínimo interprofesional.

En la nómina también suelen figurar las deducciones, entre ellas, lo que corresponde a la retención del IRPF. El porcentaje varía según aumenta el salario, y se aplica teniendo en cuenta la situación familiar, como hemos visto.

Sueldo o Salario por horas

Lo más fácil es dividir el sueldo bruto mensual entre las horas que se trabajan al mes, especificadas en el contrato, para conocer cuánto se cobra por horas sin tener en cuenta los incrementos y deducciones posteriores.

¿Y el sueldo neto de autónomos?

También hay calculadoras online gratuitas para conocer qué cantidad le quedaría a un trabajador autónomo, incluyendo el IVA, si facturara una cantidad bruta determinada al mes.

Para ello, hay que introducir la cantidad que se espera ganar, y especificar en los campos correspondientes las condiciones generales (el rango de edad y si se trata de un alta nueva) y lo correspondiente a la Seguridad Social: qué cantidad se quiere cotizar a la seguridad social, qué tipo de actividad se realiza (general, venta ambulante, a domicilio o trabajadores asociados a cooperativas), si se tiene alguna discapacidad reconocida, qué cotización se tuvo el año anterior…

También hay que completar los capítulos correspondientes al IRPF y al IVA. Se sabrá el porcentaje que se aplica en función del tipo de actividad (aunque puede llevar bonificación). En el caso del IVA, también se tiene en cuenta el lugar de residencia: la península, Ceuta, Melilla o Canarias.