Saltar al contenido
Calcular

Calcular Paro

Todas las personas que trabajan y cotizan a la Seguridad Social tienen derecho a la prestación por desempleo cuando finaliza su contrato. Para cobrar el paro hay que cumplir una serie de requisitos. Si estos se cumplen, calcular el tiempo de paro y la cantidad a percibir es sencillo con la ayuda de calculadoras de subsidio por desempleo.

Calculadora de paro


?     Euros
?    días.
?  

Importe de la prestación del desempleo

     meses.
     meses.

¿Cómo calcular el paro?

Cuándo se tiene derecho a paro

El paro, o la prestación por desempleo de nivel contributivo, lo pueden cobrar aquellas personas quepierdan el empleo de forma definitiva a causa de un despido o al finalizar un contrato temporal y quienes vean reducida temporalmente su jornada ordinaria de trabajo en al menos una tercera parte con la correspondiente reducción proporcional de salario.

Para tener derecho a la prestación por desempleo, esto es, a cobrar el paro, hay que cumplir una serie de requisitos. Estar afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social, encontrarse en situación legal de desempleo, haber cotizado a la Seguridad Social durante un periodo de al menos 12 meses en los 6 años anteriores al momento de perder el empleo y no haber cumpido la edad que da derecho a la pensión de jubilación.

Paro para mayores d e 55 años

Las personas mayores de 55 años pueden solicitar la prestación o el subsidio por desempleo si cumplen los siguientes requisitos.

Estar es desempleo, tener cumplidos 55 o más años en la fecha de agotamiento del subsidio por desempleo. Estar inscrito como demensante de empleo y no rechazar ninguna oferta de colocación adecuada. Haber cotizado un mínimo de 6 años a lo largo de la vida laboral. Carecer de rentas de cualquier tipo superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.

Cómo se calcula el paro

Para calcular el paro es necesario acudir a la base reguladora, que es el promedio de las bases de cotización por desempleo de los últimos 180 días trabajados. La base reguladora se obtiene dividiendo por 180 la cantidad de dinero que la empresa ha cotizado a la Seguridad Social por el trabajador en los últimos 180 días naturales, incluyendo las vacaciones si corresponde y excluyendo las retribuciones en concepto de horas extraordinarias.

Para poder cobrar el paro es necesario haber superado un periodo de ocupación cotizado en los últimos 6 años superior a los 360 días, es decir, un año, aunque no debe ser un año ininterrumpido de trabajo.

La duración de la prestación por desempleo es siempre un tercio del periodo de ocupación cotizada, lo que significa que si una persona ha trabajado durante un año en los últimos 6, tendrá derecho a 4 meses de paro. Para calcular el tiempo de paro o el paro acumulado basta con dividir entre 3 el periodo de ocupación cotizada a la Seguridad Social en los últimos 6 años.

Calcular la tasa de paro

La cuantía del paro a cobrar viene determinado por la tasa de paro, esto quiere decir que a la hora de cobrar el subsidio por desempleo no siempre se va a cobrar la misma cantidad de dinero durante todo el periodo.

Durante los primeros 180 días de prestación por desempleo, el desempleado con derecho a paro cobrará la cantidad correspondiente al 70% de la base reguladora. Los seis primeros meses la cuantía por desempleo es mayor.

El resto de los meses con derecho a prestación, el desempleado cobrará el 50% de la base reguladora. Si un desempleado ha trabajado en los últimos 6 años un máximo de un año y medio, sólo tendrá derecho a 6 meses de paro y en ese caso cobrará la cantidad correspondiente al 70% de la base reguladora.

Con la calculadora de subsidio por desempleo basta con introducir la base de cotización de los últimos meses, el periodo de tiempo en días trabajado durante los últimos 6 años y el número de hijos a cargo. Como resultado muestra el importe de la prestación por desempleo y el tiempo a cobrar el subsidio.

Calcular el paro de autónomos

Para calcular el paro de los autónomos también ha de revisarse la cotización a la Seguridad Social. En esta caso se tienen en cuenta los 6 años anteriores al cese legal de la actividad. Para cobrar paro hay que haber cotizado al menos durante 12 meses continuados e inmediatamente anteriores al cese.

Un trabajador autónomo que cese su actividad legal y que cumpla los requisitos para cobrar el paro tendrá derecho a un mínimo a cobrar 2 meses de subsidio y un máximo de 12 meses si ha cotizado durante 48 o más meses justo antes del cierre.

Para calcular el para de autónomos también se tienen en cuenta la base reguladora, y el subsidio total a cobrar es el 70% de la base reguladora, que se calcula en función de las bases de cotización de los últimos 12 meses de actividad.

Cobrar el paro habiendo trabajado a media jornada

Los trabajadores que hayan tenido un empleo a jornada parcial o media jornada también tendrán derecho a paro siempre que cumplan los requisitos comentados anteriormente. En los contratos a tiempo parcial, cada día cotizado independientemente del número de horas que se trabajen contabiliza como un día de cotización.

Para calcular la duración del paro da igual la jornada, lo que importa es únicamente los dias cotizados y la base de cotización. Obviamente, tras un trabajo a jornada parcial la cantidad a cobrar por prestación por desempleo es menor, pero esto se debe a que la base de cotización de los últimos 6 meses es también menor.

La capitalización del paro

Una última opción interesante relacionada con el cálculo de la prestación por desempleo es la capitlización del paro. Tiene como objetivo fomentar y facilitar las iniciativas de empleo autónomo a través del abono del importe completo de la prestación por desempleo en un pago único.

La capitalización por desempleo consiste en cobrar de una sola vez toda la prestación por desempleo para iniciar una actividad. Para conseguir el pago único ha de justificarse la finalidad de la inversión, que ha de ser exclusivamente empresarial.

Con la ayuda de la calculadora de paro online se puede conocer qué cantidad de dinero puede cobrar una persona en concepto de prestación por desempleo para poder iniciar su nueva actividad empresarial.