Saltar al contenido
Calcular

Calcular IVA

El IVA es un impuesto con el que todos estamos familiarizados. Todos los productos, artículos o servicios que adquirimos o vendemos incluyen IVA y aumentan su precio. Menos relevante en consumidores, pues únicamente han de preocuparse de pagar sus productos; para empresarios y trabajadores autónomos calcular el IVA es una cuestión fundamental para estar al tanto de cómo funcionan sus finanzas.


Completa únicamente 2 campos. No introduzcas la moneda (ej €).


Calculadora de IVA

¿Qué es el IVA?

IVA es el acrónimo de Impuesto de Valor Añadido. Es un impuesto de carácter indirecto sobre el consumo, grava las entregas de bienes y las prestaciones de servivios.

El IVA es un impuesto indirecto porque no se aplica de manera directa sobre la renta de los contribuyentes sino que se paga según el consumo que haga cada persona. Cuantos más productos o servicios se adquieren, más IVA se paga. Este impuesto es una de las fuentes de financiación más importantes para los estados.

Otra característica del IVA es que es un impuesto regresivo y proporcional. Regresivo hace referencia a que no es progresivo, esto es, se cobra la misma tasa para todos los contribuyentes de manera independiente a los ingresos. Se dice que el IVA es un impuesto proporcional porque es un porcentaje determinado y fijo que se aplica a todos los productos o servicios.

Tipos de IVA

A la hora de calcular el IVA, sobre todo para los autónomos y empresarios, es importante conocer qué tipos de IVA existen. En la mayoría de países hay dos, tres y hasta cuatro tipos de IVA, dependiendo del producto o servicio al que está sujeto el impuesto.

En España se aplican tres tipos de IVA: el IVA general, el IVA reducido y el IVA superreducido. El IVA general es el que se aplica a la gran mayoría de productos y es del 21%. El IVA reducido es del 10% y el superreducido es del 4%.

Con la calculadora online es bastante cómodo conocer el valor del IVA, la cantidad total a pagar o el precio de un servicio o producto sin IVA. Únicamente se necesitan dos valores (tipo de IVA y precio sin IVA o tipo de IVA y precio con IVA) y dependiendo de lo que se introduzca en la calculadora, obtendremos el valor que desconocemos y la cantidad total.

Base Imponible

Una vez detallados los tipos de IVA resulta apropiado desarrollar el concepto de base imponible. Para autónomos o profesionales, este concepto es muy relevante porque lo han de incluir en todas sus facturas.

La base imponible en una factura es la cantidad sobre la que se calculan los impuestos. Todas las transacciones económicas están sometidas a la aplicación de impuestos como el IVA o el IRPF. Con la calculadora no sólo podemos calcular el IVA sino también calcular el IRPF.

En toda factura, la base imponible indica la cantidad sobre la que se calculan el IVA, el IRPF y otros impuestos y el resultado de ese cálculo se conoce como cuota tributaria. Finalmente, el montaje total de la factura es la suma de la base imponible y la cuota tributaria.

IVA repercutido e IVA soportado

Además de calcular el IVA, los trabajadores y autónomos han de conocer qué es y cómo funciona el IVA repercutido y el IVA soportado. Se trata de dos formas de IVA que pueden dar muchos quebraderos de cabeza a muchas personas, pero que son más sencillos de explicar de lo que parece.

El IVA repercutido es la cuota tributaria que aparece en la factura correspondiente al IVA tras vender un producto o servicio. Al ser el consumidor el que paga el impuesto, repercute sobre él y de ahí su nombre.

De ese modo, el IVA soportado es el que han de hacer frente los autónomos y empresas cuando compran productos a los provedeedores o pagan servicios, esto es, son ellos quienes hacen frente al impuesto. Están soportando el impuesto y son los que tienen que pagarlo.

Para calcular el IVA a pagar ha de seguirse la siguiente lógica: IVA repercutido – IVA soportado = IVA a pagar.

Los empresarios y autónomos reciben facturas con IVA de todos los productos o servicios que adquieren. Para ellos, ese es su IVA soportado. El IVA repercutido es el que cobran a sus clientes por adquirir sus productos o contratar sus servicios.

Como los proveedores siguen la misma fórmula a la hora de liquidar su IVA, la administración en última instancia recauda el IVA total de toda la cadena de producción y entrega de bienes y servicios.

¿Cómo poner el IVA en tu factura?

Para los trabajadores autónomos, completar una factura de manera correcta es una tarea indispensable. Ya conocidos todos los elementos necesarios que han de aparecer en ella (los numéricos): base imponible, IVA e IRPF, os mostramos a continuación cómo ponerlos en la factura.

IVA e IRPF se aplican sobre la base imponible. Atendiendo a la naturaleza del producto se aplica un porcentaje u otro de IVA. En el caso del IVA se trata de un impuesto proporcional y regresivo, mientras que en el caso del IRPF hablamos de un impuesto progresivo que grava la renta de las personas y paga más quien más ingresa.

Calcular el IVA con la herramienta calculadora es bastante rápido, y se pueden calcular todo tipo de conceptos: el IVA que soporta el producto, el precio del producto sin IVA, el precio del producto con IVA…

En el caso del IRPF el cálculo es algo más complejo. No todos los autónomos tienen que aplicar retención del IRPF en sus facturas. Dependiendo de la actividad que se desarrolle se ofrece un valor de IRPF u otro.

Las actividades profesionales o artísticas retienen un 15% de IRPF, los autónomos en el régimen general durante los 3 primeros años de actividad retienen un 7% y aquellas personas dadas de alta en activiades en estimación objetiva por módulos deben aplicar una retención de un 1%.

Las actividades agrícolas, ganaderas o forestales aplican una retención del 2% de IRPF, con algunas excepciones.

Habitualmente, en las facturas emitidas se indica en primer término la base imponible, esto es, el precio de los servicios o productos sin incluir impuestos. Al total de la base imponible hay que sumarle los impuestos, esto es, la cuota tributaria: IVA e IRPF.

Si ponemos como ejemplo un autónomo en régimen general durante sus tres primeros años de actividad, la factura incluye la base imponible a lo que hay que sumar el 21% de IVA si se trata de productos o servicios de tipos generales y una retención del 7%.

Un modo para calcular la factura total, es decir, base imponible más el IVA menos la retención del IPRF es multiplicar la base imponible por el 14% (21% IVA menos 7% IRPF).

Para calcular todas estas cifras, además de la calculadora online, muchos empresarios y autónomos hacen uso de hojas de cálculo. Calcular el IVA, el IRPF y todo tipo de cálculos es posible con Excel y otros programas de cálculo.

Tabla con tipos IVA en Europa

A nivel europeo, España se sitúa un poco por debajo de la media en concepto de IVA general. El IVA medio de la Unión Europea es del 21,48%. España ocupa el puesto número 12. Si hablamos de IVA reducido, España está también ligeramente por debajo de la media, 10% frente a 10,25%. El IVA superreducido no se aplica en todos los países de la Unión.

País IVA general IVA reducido IVA superreducido

País IVA general IVA reducido IVA superreducido
 Alemania  19%  7%  –
 Austria  20%  10%  –
 Bélgica  21%  12%  6%
 Bulgaria  20%  9%  –
 Chipre  19%  9%  5%
 Croacia  25%  13%  –
 Dinamarca  25%  –  –
 Eslovaquia  20%  10%  –
 Eslovenia  22%  10%  6%
 España  21%  10%  4%
 Estonia  20%  9%  –
 Finlandia  24%  13%  9%
 Francia  20%  10%  5,5%
 Grecia  23%  13%  6,5%
 Holanda  21%  6%  –
 Hungría  27%  18%  5%
 Irlanda  23%  13,5%  9%
 Italia  22%  10%  4%
 Letonia  21%  12%  –
 Luxemburgo  15%  12%  3%
 Malta  18%  7%  5%
 Polonia  23%  8%  3%
 Portugal  20%  5%  –
 Reino Unido  20%  5%  –
 República Checa  21%  14%  –
 Rumanía  24%  9%  5%
 Suecia  25%  12%  6%

 


Título
Calcular IVA ⊛▷ ¡Hazlo con nuestra Calculadora!
Nombre del artículo
Calcular IVA ⊛▷ ¡Hazlo con nuestra Calculadora!
Descripción
¿Necesitas CALCULAR el IVA? ¡Te lo ponemos fácil! Tan sólo haz click aquí, pon las cantidades que necesites para realizar la operación y ya está. No lo dudes. ⚡Visítanos⚡